Limpieza y cuidado de las joyas

Limpieza y cuidado de tus joyas

Entendemos que cuando te gusta y coges cariño a una joya no quieras quitártela en ningún momento. Por eso queremos darte una serie de tips de limpieza y cuidado de las joyas para que la mantengas como el primer día a lo largo del tiempo y del uso.

Cuidado y limpieza de la Plata de Ley

Nuestro objetivo siempre es ofrecerte la mejor calidad por eso utilizamos cadenas y pendientes de Plata de Ley, Pero ¿sabes por qué? Porque la Plata e Ley 925 es un metal que nunca pierde sus propiedades iniciales.

Así que no te preocupes si se ensucia al utilizarla diariamente ya que podrás limpiarla en cualquier momento. A continuación vamos a explicarte cómo conseguir que luzcan siempre brillantes.

- Como te hemos comentado antes, usa tus joyas tanto como desees, la Plata de Ley es muy fácil de limpiar y devolver a su estado original.
- Evita el contacto con productos abrasivos como la lejía.
- No te preocupes si la cadena se ennegrece o pierde el brillo inicial. Puede ser debido a una reacción  con el ph de tu piel, al uso continuo o al sudo. Límpiala y verás como recuperas la cadena que tanto te gustó.

Por otro lado, para limpiar las cadenas de Plata de Ley necesitarás bicarbonato, agua caliente, trapo de algodón, papel de aluminio y ¡seguir los siguientes pasos!

- Calienta el agua.
- Pon en un bol el papel de aluminio con la cara mate del papel hacia abajo.
- Añade el agua caliente con dos cucharadas de bicarbonato y después las joyas.
- Remueve las joyas de playa durante un minuto.
- Sácalas del bol y sécalas bien con un trapo de algodón.
- Si no han recuperado su brillo a la primera puedes repetir nuevamente el proceso.

Recuerda que si tu cadena o joya no necesita una limpieza exhaustiva únicamente bastará con tenerla en remojo durante un minuto. Para mantenerla siempre en buen estado y evitar tener que hacer limpiezas más agresivas puedes pasarle un paño de algodón cuando te la quites para eliminar la posible suciedad acumulada.

Cuidado y limpieza de las piezas de arcilla polimérica

La arcilla polimérica ofrece una gran durabilidad, es resistente a los golpes y caídas y ¡además es muy fácil de limpiar!. Aunque es un material excelente para joyas, no lo exime de ser dañado en algunas situaciones, como la exposición de la pieza al calor abrasivo, los rasguños excesivos y el contacto constante con el agua que

Si te han gustado nuestras joyas de arcilla pero te preocupas por el cuidado y el estado de las mismas, te damos algunos consejos que te darán la tranquilidad de saber que será una joya duradera:

- Si está manchada, ya sea de maquillaje, de una salpicadura o de polvo, puedes limpiarla con agua y  jabón y después secarla con un paño suave.
- Consérvala en un lugar seco, por ejemplo en tu joyero o en su bolsita de tela.
- Las joyas están para disfrutarlas, así que no vamos a decirte que deberías evitar su contacto continuo con el agua. Llévalas siempre, báñate, haz deporte, dúchate y échate perfume. Son joyas que se limpian con facilidad, así que para mantenerlas como el primer día sólo tendrás que limpiarlas con agua y secarlas suavemente al final del día.
- Si el orificio por donde pasa la cadena se mancha del roce de la misma, puedes limpiarlo frotándolo con un bastoncillo mojado.
- Evita el contacto con productos abrasivos como la lejía.

Cuidado de joyas de resina acrílica

Nuestras piezas de resina acrílica están hechas a mano con componentes libres de tóxicos. La superficie de estas joyas combinan la porosidad del cemento o concreto, con un acabado suave y pulido que nos recuerda al de los elementos cerámicos.

Para conseguir que nuestras joyas de resina acrílica se mantenga en buen estado te recomendamos alejarla del agua y evitar los golpes y tirones. Con el tiempo, puedes avivar el brillo de las piezas frotándolas con un paño de algodón seco.

¿Quieres ver todas nuestras joyas?